fbpx

¿Existe una relación entre la forma de escribir mis textos en la empresa, y el volumen de ventas? SPOILER: SÍ

La forma en la que tú o tus empleados escriben afecta a tu negocio

Puede que, en medio de la vorágine diaria en la que nos vemos atrapados y forzados a continuar empujando la rueda de las ventas en nuestra organización, haya detalles que se nos pasan por alto y que quizás sean más importantes de lo que pudiésemos creer a priori.

Todos somos conscientes de que hay factores que nos afectan a nuestra productividad, que podemos controlar fácilmente pero que muchas veces no ponemos el foco sobre ellos.

Pero si por ejemplo, eres un gerente o propietario/a de una empresa y decides obviar los detalles que alteran la percepción de tu marca en tu público objetivo (incluso ante tus competidores), puede que el esfuerzo económico que estás realizando por un lado para incrementar tus cifras, se vea lastrado por una percepción negativa fruto de la falta de coherencia en los mensajes emitidos desde tu organización.

La calidad de la redacción de textos es importante, muy importante.

[bctt tweet=”La imagen que transmites con tus textos es tan importante como la ropa que llevas puesta a tu lugar de trabajo, así que cuídalos y ponle esmero.”]

Cuando hablamos transmitimos mucha más información que cuando escribimos, por ello debemos ser cuidadosos/as al redactar.

Además, debes ser consciente de que la mayoría de las comunicaciones se realizan de forma escrita, y al hacerlo de este modo se pierde el “tono” de la conversación. Lo que en la modalidad hablada del mensaje nos transmitiría información del tipo: “¿qué objetivo tiene lo que me está diciendo?”, “¿me está ocultando algo?” o “me lo está diciendo con ironía o no”, en un mensaje escrito toda sutileza no escrita se pierde. De ahí la importancia de lo que plasmas en ese escrito.

Cuando redactamos un texto, ya sea un documento de Microsoft Word, un Power Point, el cuerpo de un correo electrónico e incluso el asunto del email, la forma en la que redactas es una proyección de tu persona como profesional dentro de la organización para la que trabajas. Cuanto más cuidadoso/a seas, mejor será la imagen que transmites a tu interlocutor y por ende la de la empresa que representas.

Como gerente, deberías procurar que la imagen que proyectan tus trabajadores/as en las comunicaciones escritas, vaya acorde con la misión, visión y valores de la organización. Por ejemplo, si promueves la igualdad de género y permites o potencias el lenguaje no inclusivo, por mucha inversión que hagas en campañas de publicidad, tu mensaje no calará, ni siquiera en tus empleados.

Aunque a estas alturas no habría ni que mencionarlo, es un MUST que no podemos ni debemos pasar por alto. Revisa que tu texto no tiene faltas de ortografía antes de publicarlo o enviarlo. Todos somos humanos y cometemos errores, pero debemos poner nuestro esfuerzo en evitarlo a toda costa ya que transmite una imagen paupérrima como profesional. Las faltas de ortografía en cualquier texto transmite inmadurez del redactor y desconfianza en el lector. Justo lo opuesto a lo que busca cualquier empresa.

Desde nuestra humilde opinión, existen muchas herramientas que nos ayudan a evitar estos errores gramaticales y semánticos en nuestros escritos como los editores de texto, clientes de correo e incluso el propio sistema operativo de nuestros dispositivos móviles. Simplemente debemos estar atentos a las sugerencias.

A continuación te damos algunos consejos que te sugerimos, desde nuestro humilde punto de vista.

12 consejos para mejorar tus mensajes escritos (correo electrónico, documentos, presentaciones, etc.)

1. Sé educado/a. Siempre.

La educación es una herramienta social que nos permite llevarnos bien con el resto de seres humanos que nos rodea, y utilizarla, incrementa las posibilidades de lograr los objetivos que nos proponemos.

Por ello te recomendamos firmemente que la plasmes en los textos que escribas, tu lector lo agradecerá.

2. No uses nunca mayúsculas en medios digitales

Existe una regla no escrita en Internet, y esa es que NUNCA debes usar mayúscula cuando transmitas mensajes ya que se considera como un grito. Sólo deberás usarla ante un lector muy próximo y que entienda el contexto o en situaciones de diseño gráfico o de contenidos.

3. No uses caracteres innecesarios que no aporten nada al mensaje

Evita usar signos de exclamación o interrogación innecesarios (salvo que desees hacerlo de forma expresa para resaltar algo)

4. Acentúa bien las palabras

Pon las tildes sobre las palabras que las llevan. No hacerlo puede cambiar el significado de algunas palabras y genera recelo en un hablante nativo.

5. Utiliza cada campo de un correo para lo que es

No utilices el campo asunto de un correo para explicar algo con mucho texto. Sólo resume el objetivo del correo.

En el campo “cuerpo”, puedes desarrollar todo lo que necesites (sin pasarte). Sé claro/a, utiliza pausas, espacios en blanco, listas enumeradas o sin enumerar, títulos o tablas para que tu mensaje se lea fácilmente.

6. Actúa de filtro de contenido de calidad para tus contactos

Nunca reenvíes contenido banal a tus contactos, debe primar en ti el filtrado de contenido basura y enviar sólo el que valor. Esto repercutirá positivamente en la tasa de apertura y lectura de los correos que envíes.

7. Utiliza los elementos propios de cada plataforma

No te metas en “berenjenales” innecesarios. Por ejemplo: si existe un elemento lista nativo, no metas imágenes sacadas de internet y sustituyas el “·“ inicial del elemento la lista. Recuerda que cada elemento que añades a tu texto debe tener una razón de ser.

8. No abuses de la negrita

Resalta en negrita sólo aquel contenido que consideras de primordial lectura.

9. No pasa nada si tienes un despiste

Si observas una errata propia y tienes oportunidad, envía un nuevo mensaje añadiendo un asterisco delante de tu mensaje corregido para que tu interlocutor perciba de ti profesionalidad al estar atento a lo que le escribes y haber detectado por ti mismo el error.

10. Porqué, para qué, agradecimiento y/o despedida

Cualquier correo electrónico que escribas debería tener diferenciadas esas partes, y a ser posible en párrafos separados. Esto facilita mucho su lectura.

11. Palabras clave

Si se trata de un texto importante que puedes necesitar en el futuro, introduce palabras por la que podrías buscarlo en el futuro. Esta práctica te puede salvar de más de un apuro.

12. Esta recomendación es algo personal, pero: No uses la tipografía Comic Sans ?

Esta tipografía fue sobre utilizada hace una década y ahora transmite una imagen obsoleta y poco renovada.

[bctt tweet=”Consejo número 12: No uses Comic Sans en tus textos”]

Conclusión

La imagen que transmites con tus textos es tan importante como la ropa que llevas puesta a tu lugar de trabajo, así que cuídalos y ponle esmero.

Con estos sencillos consejos puedes llevar las comunicaciones escritas de tu empresa a otro nivel.

Recuerda, sé coherente con tu imagen de marca profesional y trata de alinearla con la de la empresa para la que trabajas.

¡Y no olvides revisar tus textos! ?

¿Existe una relación entre la forma de escribir mis textos en la empresa, y el volumen de ventas? SPOILER: SÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba